Subida del IVA, emergencia nacional

subida IVA

En el momento en el que escribo estas ligeras líneas me encuentro en el hospital pero con el mejor motivo posible, el nacimiento de un hijo. Y junto a este gran acontecimiento, el país se vuelve loco por la inminente subida del IVA, que tendrá lugar en a penas unos minutos, probablemente cuando esta entrada sea publicada, España tendrá un impuesto sobre el valor añadido del 21% en la mayoría de servicios y productos.

Cuando esta tarde pasé por mi casa a recoger unas cosas, iba pensando en que, debido a la escasez de aparcamiento en la zona del hospital, quizás fuese más razonable dejar el coche grande en e, garaje y coger el pequeño, mucho más fácil de estacionar. Mientras estos pensamientos surcaban mi cerebro, otro pensamiento se cruzó entre ellos, acababa de recordar que el otro coche estaba “tieso” de gasoil así que tendría que parar a repostar.

Como de camino a casa tenía que par por la gasolinera a la que acudí habitualmente, pensé en continuar con mi plan de coger el coche pequeño y de camino al hospital, hacer una visita al compro oro surtidor de turno.

Mis ojos no daban crédito, una treintena de coches hacían cola para echar combustible y había tal cantidad de coches esperando, que al menos los 5 o 6 últimos coches estaban ocupando el carril derecho de la autovía que daba acceso al carril de incorporación a la gasolinera.

De un plumazo mi plan se iba al garete, no iba a esperar una cola para eso. Y ya de vuelta, al volver a pasar por dicha gasolinera, comprobé que había mas o menos la misma cantidad de coches haciendo cola.

Me aguardaban aún varios kilómetros hasta mi destino, y abandoné mis pensamientos a su libre albedrío, iba, sin quererlo, buscando un motivo por el cual se había dado esta situación cuando esa gasolinera suele estar siempre poco concurrida pese a sus contenidos precios.

El IVA, ese era el culpable. Ante inminencia de la subida del precio del combustible provieniente de ese nuevo 21% de impuestos (en lugar del 18 anterior), la gente ha decidido hacer acopio de combustible y así ahorrar un dinero.

Bajo mi punto de vista esto es una locura, creo que no compensa y, de camino, fastidiamos a los que realmente lo necesitan.

En el caso que nos ocupa, podría haber fácilmente 35 coches y al ser una gasolinera pequeña y familiar, sólo están operativos dos surtidores. Esto nos da una media de unos 17 coches por surtidor. Si alguien va a hacer cola para echar combustible, no creo que eche 10€, mínimo 50€ y en muchos casos, mucho más, pero pongamos de media 50€.

No tengo ni idea de cuanto se tarda en repostar 40-50 litros de gasolina, nunca me ha dado por cronometrarlo, pero a lo que tarda el líquido en caer, habrá que sumar la inexperiencia de algunos a la hora de echarlo, el entrar a la garita a pagar, ponerse el cinturón, y largarse, quizás me exeda pero ¿podríamos estimar 5 minutos? ¿4 para ser benevolentes?

echar cuentas

Si tenemos 17 coches por delante y multiplicamos por 4, tenemos más de una hora de cola. Si no contamos que nuestro tiempo vale dinero, tenemos el hecho de que, o dejamos una hora el motor encendido con el consiguiente gasto de combustible y calentamiento del motor, o bien apagamos y encendemos el coche 16 veces. Durante el arranque del coche se gasta una buena cantidad de combustible, se hace trabajar el motor de arranque, la batería, los calentadores (en coches de gasoil)…

Qué queréis que os diga, si echamos 50 euros de gasoil esperando esa cola y echaos gasoil 1 minuto después de la media noche, la diferencia será de a penas un litro.

¿Merece la pena esperar esa cola, someter al coche a ese estrés, gastar combustible y tiempo para ahorrar un litro bruto al que decantar los gastos ocasionados en la espera?

A mi no me compensa la verdad, otra cosa sería en un caso extremo en el que se acaben las reservas de combustible o el incremento de precio fuese notable pero no esto.

1 comentario hasta ahora.

  1. Para nada merece la pena tragarse esas colas para llenar el coche y ahorrar unos céntimos sólo por esta vez.

    Mis amigos y familiares estaban locos esa tarde por WhatsApp, todos poniéndose de acuerdo para ver quién encontraba la gasolinera más barata. Compensan esos dos euros de ahorro con los litros que se han gastado todos en las búsquedas y las colas en surtidores?? Lo dudo muchísimo.

    Yo tengo aún algo menos de medio depósito y eso, conduciendo de forma económica, me da para más de dos semanas. Así que obvié ese estado de pánico general y me quedé en casa más agusto que un arbusto.



Recíbelo en tu mail

  • RSS
  • nuestro mail

Sponsors

  • El primer podcast sobre Android en Español
  • Desde mi objetivo
  • Website and logo design contests at DesignContest.com.
  • Centro Dental García de Diego

Juegos de azar en Es

Se acerca la Navidad, o al menos eso dice esa ...

Seguridad del comerc

El futuro siempre causa cierto recelo en la sociedad, futuro ...

Vida virtualmente re

El otro día charlaba con mi colega Miguel Angel, un ...

Profesionalidad, esa

¿Os acordáis cuando las empresas y trabajadores se esforzaban y ...

Diferentes usos de T

Twitter es una de esas herramientas o servicios a los ...

Pen drive iPad

Desde que tuve mi primer iPad "odié" la imposibilidad de ...

Lámpara led

Me encantan las lámparas led, no sólo porque gasten menos ...

Enchufes Inalámbric

Ya sabéis que tanto por seguridad como por economía, deberíamos ...

Altavoces bluetooth

Seguimos apostando por el audio y tras hablar de unos ...

Auriculares bluetoot

Como podéis imaginar, he probado multitud de auriculares bluetooth, desde ...